Dos priistas de peso, Emilio Lozoya y Javier Duarte, han ofrecido a la FGR cantar contra EPN y amigos
Fecha: 10/07/2019
Hora: 09:59 hrs.


Javier Duarte, ex Gobernador de Veracruz (2010-2016) y quien cumple una condena de nueve años de cárcel por corrupción, reveló este martes que ofreció a la Fiscalía “información valiosa y detallada” sobre delitos cometidos por funcionarios del Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018). No es el único funcionario que ha propuesto hablar contra ese gabinete, pues el ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, propuso a través de su abogado ser testigo protegido para colaborar en la investigación por la probable compra irregular de la planta Agronitrogenados.
En una entrevista telefónica con la emisora Radio Fórmula, Duarte dijo haber enviado a la Fiscalía General de la República (FGR) una solicitud para que un agente del Ministerio Público se presente en el Reclusorio Varonil Norte en Ciudad de México para tomarle su declaración.

En su solicitud, el ex Gobernador aseguró contar “con información valiosa y detallada en contra de diversos funcionarios de la anterior administración, que podría ser de utilidad para la integración de las investigaciones” que pudieran estar llevándose a cabo.

Durante la entrevista, Duarte dijo estar dispuesto a declarar como un “deber ciudadano (porque) al tener conocimiento de una situación que no es correcta, constitutiva de un delito, uno tiene que aportar”.
Sin querer adelantar qué delitos serían y a qué ex funcionarios involucra su información, señaló que se trata de acciones en las que él participó “en la interacción con el Gobierno federal”.

“No puedo decir que fui obligado, pero políticamente sabemos que existe un jefe, el jefe de las instituciones”, añadió, en referencia a Peña Nieto.

Por otro lado, Duarte dijo haber sido víctima de una “extorsión” en la que fue obligado a entregarse a las autoridades a cambio de que permitieran a su familia irse del país. “Es como un secuestro: pagas o te matan a un familiar”, sostuvo.

Precisó que no fue arrestado en una operación policial, sino que a través de sus abogados negoció con funcionarios de la administración anterior, y que el acuerdo al que llegó fue que se entregara antes de las elecciones del Estado de México, realizadas en junio de 2017. Finalmente fue detenido el 15 de abril de ese año en Guatemala.

Asimismo, dijo que se vio obligado a aceptar las pruebas que “fabricaron” en su contra.

Duarte aseguró que su proceso y encarcelamiento es resultado de “una persecución inédita, un linchamiento público descomunal, basada en elementos que hoy se están cayendo”.

“Lo único que existe en mi contra son declaraciones de delincuentes confesos”, afirmó.

Respecto a su familia, dijo: “todo el mundo piensa que vive en la opulencia, que vive de manera holgada o vive en un cuento de hadas; la verdad es que mi familia vive en una situación muy precaria, están allá (en Londres, Reino Unido) por necesidad”.

“La semana pasada mi hijo menor se rompió la clavícula y no tenían dinero para ir al doctor”, añadió.

De acuerdo con Duarte, a su esposa Karime Macías “le inventaron un delito (desvío de recursos públicos) con base en declaraciones de un ex funcionario público de Veracruz que hoy está libre y ha acusado a la Fiscalía del estado de tortura”.

Finalmente, quien fue expulsado del entonces gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) en octubre de 2016, dijo confiar en el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, del Movimiento Regeneración Nacional (Morena, izquierda), quien asumió el poder el 1 de diciembre de 2018.
fuente msn

* Usuario, Fecha y Hora de Creación: ID10 - 10/07/2019 - 10:02:43 hrs.
Opciones

Compartir con un amigo

Ingresar Correo:
Otras Noticias