Aprobada sin cambios, la Ley de Ingresos
Fecha: 27/10/2017
Hora: 08:00 hrs.


Con 90 votos a favor y 29 en contra, el Pleno del Senado dio el visto bueno y fue turnada al Ejecutivo ◗ Es un instrumento responsable que no generó nuevos impuestos, señala Yunes Zorrilla

Con 90 votos a favor, 29 en contra, y ninguna abstención, el Pleno del Senado, aprobó la Ley de Ingresos 2018 que dotará al gobierno federal de recursos por 5 billones 279 mil 667 millones de pesos y se turnó al Ejecutivo.

Ello incluye un monto extra de 43 mil 291 millones de pesos, para costear los daños ocasionados por los sismos del 7 y 19 de septiembre pasados.

A pesar de la crisis y la polarización generada por el caso Fepade, los senadores avalaron sin cambios la minuta que enviaron los diputados que incluyen las modificaciones al precio del barril de petróleo de 46 a 48.50 dólares y al tipo de cambio promedio de 18.10 a 18.40 pesos por dólar.

Además, estima una plataforma de producción de petróleo de un millón 983 mil barriles diarios, y una plataforma de exportación de 88 mil barriles diarios.

También se espera para el 2018 un crecimiento económico de entre 2.0 y 3.0 por ciento; inflación de 3.0 por ciento, más/menos un punto porcentual.

La Federación tendrá un monto de endeudamiento interno por 470 mil millones de pesos y un externo neto de 5 mil 500 millones de dólares.

De los recursos aprobados, 3 billones 548 mil 918 millones de pesos corresponden a ingresos del gobierno federal, un billón 193 mil 373 millones de pesos por ingresos de organismos y empresas, y 501 mil 375.5 millones de pesos de ingresos derivados de financiamientos.

Para la Ciudad de México el endeudamiento aprobado pasa de 4 mil 500 a 5 mil 500 millones de pesos, para contar con mayores recursos a fin de atender la emergencia causada por el sismo del 19 de septiembre.

El presidente de la Comisión de Hacienda, José Francisco Yunes Zorrilla, afirmó que la Ley de Ingresos es un instrumento responsable, que empujará el crecimiento económico del país, pues recordó que no generó nuevos impuestos.

“Es un instrumento responsable con el país, que permite dotar de ingresos a las condiciones de desarrollo que demanda nuestra sociedad, que es consecuente en términos de responsabilidad con el compromiso de bajar los montos de endeudamiento y que genera condiciones favorables para promover el crecimiento económico, el desarrollo social y la convivencia en este país”.

Sin embargo, senadores del PAN y del Partido del Trabajo-Morena consideraron que la ley resulta insuficiente para atender las principales necesidades de la República y, sobre todo, reprocharon que se mantenga alto el precio de la gasolina.

“Poco o nada se discutió sobre los gasolinazos, o las disposiciones para incentivar la importación de biodiesel, y a pesar del fracaso de la reforma energética en 2016, México es el segundo importador de gasolina en el mundo, con un costo para el 2015 de 12,500 millones de dólares. El país importa al menos el 50% del total de la gasolina que consume y a precios superiores que el resto del mundo”, acusó.

Aseveró que hay un doble discurso, por un lado, los beneficios de la estabilidad de las finanzas públicas, y por otro lado, la negación absoluta de las limitaciones de las políticas económicas y el fracaso evidente de las reformas estructurales.

Durante la discusión, la senadora Dolores Padierna, pugnó por revisa el Impuesto Sobre la Renta (ISR) porque la reforma hacendaria subió a 35 por ciento la tasa, lo cual afectó a muchas personas físicas y empresas pequeñas que han cerrado por su inviabilidad financiera.

La Secretaría de Hacienda —dijo— festeja la estabilidad macro económica porque se ha prolongado la estabilidad y se ha logrado tener una inflación controlada, lo cual es completamente falso, dado que en 2017, la inflación se encuentra desbordada y el sector privado la ubica incluso en 6.2 por ciento.

“El tipo de cambio, dicen que se devaluará, pero mientras tanto ya se alargó la renegociación del Tratado de Libre Comercio hasta el primer trimestre 2018, el peso seguirá devaluándose”, advirtió.

El independiente Alejandro Encinas lamentó que la Ley de Ingresos se fundamente en lo que calificó de economía-ficción.

“Tenemos una Ley de Ingresos con una buena dosis de demagogia. (…) Con estas modificaciones se han estimado que se tendrá un ingreso adicional superior a los 43 mil millones de pesos que van a utilizarse para la reconstrucción. (…) Yo espero que no vayan a engrosar el famoso Ramo 23 donde están todos ‘los moches’ de los diputados, en lugar de canalizar estos recursos a un Fondo de Reconstrucción”, fustigó.



cronica.com.mx

* Usuario, Fecha y Hora de Creación: ID2 - 27/10/2017 - 08:02:20 hrs.
Opciones

Compartir con un amigo

Ingresar Correo:
Otras Noticias